La Tasa de Referencia Interbancaria (TIR)

FacebookLinkedInTwitter

La Tasa de Referencia Interbancaria (TRI), que pretende ser referencia para las operaciones de créditos locales, es publicada y propuesta por la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras (CBIF) como alternativa para la Tasa Básica Pasiva (TBP), cuya metodología fue ajustada recientemente por el Banco Central (BCCR).

La TRI a diferencia de la Tasa Básica Pasiva (TBP), apuesta a la utilización de una serie de tasas de referencia, conocida como curva de tasas de captación. Por esta razón el cálculo se compone, no de un solo punto referencia, si no de cinco diferentes tasas: TRI a 1, 3, 6, 9 y 12 meses, que corresponde a ponderaciones en cada una de las agregaciones de plazo seleccionadas. 

Este nuevo indicador puede ser utilizado por los bancos y otras entidades para vincularlo a los intereses de los créditos de sus clientes, al igual que lo hacen con la TBP. Además, aunque originalmente el indicador se usaría únicamente como referencia en colones, la CBIF decidió publicar una referencia también en dólares. Quedará a criterio de cada participante del Sistema Financiero Nacional cuál de las dos tasas del mercado utilizar como referencia para sus operaciones crediticias. 

La CBIF considera que con la utilización de la TRI se incorporan en el país los principios de mejores prácticas internacionales en precios de transferencia los cuales cuentan con referencia a distintos plazos.

Tasa-De-Referencia-Interbancaria

La experiencia internacional 

En el mundo existen otros indicadores similares al propuesto por la CBIF, el ejemplo más conocido es la LIBOR (London InterBank Offered Rate), calculada por la Asociación de Banqueros Británicos, que es una tasa de referencia diaria basada en las tasas de interés a la cual los bancos ofrecen fondos no asegurados a otros bancos en el mercado monetario mayorista, o mercado interbancario.

La LIBOR además, es la tasa de interés que usan los bancos como referencia para fijar el valor de diversos productos financieros, dentro de los cuales se cuentan: contratos futuros con interés a corto plazo, swaps de tasas de interés y de inflación, bonos de tasa flotante o hipotecas de tasa variable. Además, se utiliza como tasa de interés en los préstamos o fondos no asegurados entre bancos, tanto en el mercado monetario mayorista como en el interbancario.

Sin embargo, a pesar del uso frecuente y consolidado de la tasa LIBOR, esta ha enfrentado una serie de cuestionamientos en los últimos años, pues existe evidenciada de que la tasa fue deliberadamente manipulada entre 2005 y 2009 en beneficio de los propios bancos. Dentro de los bancos investigados al respecto se encuentran Barclays, UBS, Chase, JPMorgan, HSBC y Deutsche Bank. La razón detrás de esta manipulación es que pequeñas fluctuaciones en los puntos porcentuales de las tasas pueden originar pérdidas de millones de dólares.

FacebookLinkedInTwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>